Get Adobe Flash player

La CE amenaza con llevar a España al Tribunal de Justicia de Luxemburgo si no cumple las reglas

El pasado 1 de enero el anuncio de la Unión Europea fue claro. Desde ese momento comenzó a ser obligatorio que cada gallina tuviera al menos 750cm2, así como la instalación de nidos y dispositivos para el recorte de uñas con “el objetivo de satisfacer las necesidades fisiológicas y de comportamiento” del ave, según informa un comunicado de Bruselas.

El Ministerio no tardó en aportar datos asegurando que de las  720 explotaciones con una población de 43,5 millones de gallinas ponedoras en España, cerca del 50 por ciento de las jaulas se encontraban ya acondicionadas. Sin embargo, no todas los establecimientos han cumplido con la norma a partir de ese momento. Por este motivo, la Comisión Europea ha lanzado un ultimátum a España, junto a otros países como Francia, Italia o Portugal, exigiéndoles el cumplimiento de las reglas comunitarias. Si el Gobierno no toma medidas en el plazo de dos meses, Bruselas podría llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo.

El Ejecutivo comunitario ha alegado que el pleno cumplimiento de la norma por todos los Estados miembros es esencial para evitar distorsiones del mercado y competencia desleal. Según Bruselas, los países que aún permiten el uso de jaulas no acondicionadas sitúan en desventaja a las empresas que han invertido en el cumplimiento de las nuevas medidas.